El Método Inductivo

PRINCIPIOS PARA UN ESTUDIO BÍBLICO INDUCTIVO

I. OBSERVACIÓN

            II. INTERPRETACIÓN

III. APLICACIÓN

I-  OBSERVACION: Ver qué dice el pasaje.

A. Observación: Descubrir los hechos en el texto. La observación es el acto de reconocer y notar los hechos. Un hecho es un acontecimiento, una acción, algo que se hace o que sucede. Al observar los hechos en la Biblia afirmamos: “El texto dice que… (Un hecho explícito).” O “Este hecho y aquel hecho, juntos implican que… (Hecho oculto o implicación)”.

– Mire, mire, mire hasta que descubra hechos significativos.

– Pregunte, pregunte, pregunte hasta que no dé nada por sentado en cuanto a los hechos.

– Observe, observe, observe hasta que descubra el énfasis del autor y su ordenamiento de las ideas.

1. ¡Mire! ¡Mire! ¡Mire!

Para ilustrar lo que significa “mirar”, tomemos como ejemplo Lucas 5:1-11. Mire:

La forma literaria: ¿narrativa, subrayando los acontecimientos? ¿discursiva, subrayando ideas? ¿poética, subrayando la intuición? ¿filosófica, subrayando las percepciones? ¿profética, subrayando la revelación?

Ejemplo: Lc 5:1-11 es una narración, parte del relato de la vida y obra de Jesús.

Ejemplo: ¿Qué aparente conflicto indica el “mas” de Simón Pedro en el v. 5 ¿Qué otras palabras indican cambios en el pensamiento del autor (o del que habla)?

La estructura: ¿Cuáles son las divisiones principales? ¿Cómo progresan las ideas o acciones hasta un clímax o un desafío?

Ejemplo: Lc 5:1-3 Circunstancias que conducen al acontecimiento central.

5:4-9 Acontecimiento central: Simón Pedro y sus compañeros reconocen el señorío de Jesús a través de una pesca sorprendente.

5:9-11 Resultado: Lo dejan todo para seguir a Jesús.

El contexto: ¿Cómo se relaciona el pasaje anterior y el posterior con el texto que se está estudiando?

Ejemplo: Lucas 4 muestra la creciente popularidad de Jesús como maestro y predicador, trabajando prácticamente solo. 4:38 muestra específicamente que Simón Pedro tenía una incipiente fe en él. 5:12 indican los efectos del ministerio continuado de Jesús, y el comienzo de la oposición.

Las claves gramaticales: ¿Qué importancia tienen los tiempos de verbos, modificadores, los sujetos/objetos singulares o plurales, las frases preposicionales, las voces pasivas o activas, etc.?

Ejemplo: ¿Cuál es el verbo principal en el v. 1, y cuál la cláusula modificadora? ¿Qué retrato de Jesús muestra esta relación gramatical? ¿Quién es el sujeto de las acciones principales en los vrs. 1-4, y en los vrs 5-10? ¿Qué nos dice Lucas con este cambio acerca de la manera de atraer Jesús a Simón Pedro para su obra?.

Las palabras “cambiantes”: ¿Qué cambios en el pensamiento del autor revelan las pequeñas palabras? Palabras como “mas”, “para”, “porque”, “si”, “puesto que”, “cuando”, “de modo que”, “por lo tanto”, etc.

2. ¡Pregunte! ¡Pregunte! ¡Pregunte!

Empiece con las siete preguntas básicas: ¿quién? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Y que? Compare más adelante cómo estas preguntas se adaptan de diferente manera a los pasajes narrativos (acción/acontecimiento) y los discursivos (idea/persuasión).

Pasajes narrativos

Personajes:

¿Quiénes son las personas? ¿Qué se puede saber de ellas por el pasaje? ¿Cómo reaccionan e interactúan entre sí? ¿En quién se centra la acción?

Circunstancias:

¿Dónde están? ¿Por qué están allí? ¿Por qué es significativo el lugar? ¿Cuál es la atmósfera emocional/psicológica? ¿Cuándo tiene lugar este acontecimiento? Si se menciona el momento (directa o indirectamente) ¿cómo contribuye a nuestra comprensión.

Dato central:

¿Qué es el acontecimiento central? ¿Es un problema que restringe la actividad normal? ¿un hecho que influye en las personas? ¿o una crisis que señala una encrucijada? ¿Cómo se lo describe? ¿Cómo conducen a él las acciones precedentes? ¿Cómo revelan las acciones y palabras de las personas su carácter y sus posibles motivos? ¿Por qué sucede esto? ¿Están expresas o implícitas lar razones?

Consecuencias:

¿Y qué resultados siguen? ¿Se los esperaba? ¿Qué otras implicaciones hay?

Pasajes discursivos

Personajes:

¿Quiénes son el escritor y sus lectores (o el orador y sus oyentes)? ¿Qué relación hay entre ellos? ¿Se menciona a otros? ¿Por qué?.

Circunstancias:

¿Dónde está el escritor? ¿Por qué está allí? ¿Dónde están los lectores? ¿Cuándo se escribió la carta (o se pronunció el discurso)? ¿Qué problemas le causó el escribir o hablar?

Dato central:

¿Cuál es la idea central que les comunica? ¿Cómo intenta persuadirles de su verdad? ¿Qué razones, ilustraciones, experiencias u otros medios utiliza? ¿Por qué está tan ansioso de que la entiendan y crean?

Consecuencias:

¿Y cuáles serán los resultados si aceptan su mensaje? ¿Y si no?

3. ¡Observe! ¡Observe! ¡Observe!

Examinemos Lucas 15 para descubrir el magistral método de enseñanza de Jesús utilizando los siguientes principios literarios:

• Observe el énfasis del escritor (o el orador) por su empleo de:

a. La repetición de ciertas palabras, frases, ideas, personas, acciones

Ejemplo: Jesús usa “perdido/a” 7 veces, “encontrado” o “hallado” 8 veces, pero “pecador”, “pecadores” solo 2 veces y “arrepentimiento/arrepiente” sólo 3 veces. Ante los fariseos da énfasis, no al arrepentimiento del pecado, sino a su resultado natural, ¡la celebración gozosa! Obsérvese que habla 6 veces de “gozo” o “regocijarse”; 4 veces de “comer y hacer fiesta”; e veces de “matar el becerro grueso”, y otras referencias a la misma idea: “se echó sobre su cuello y le besó… el mejor vestido… anillo en su mano… música y danzas… hagamos fiesta”.

b. La comparación de ideas con cosas conocidas, vinculando cosas semejantes entre sí.

Ejemplo: ¿Con qué tres personas familiares compara Jesús a Dios? ¿Qué tienen en común la oveja, la moneda y el hijo? ¿A quién se los compara? ¿Con quién compara Jesús al hijo menor? ¿En qué forma se parece el hijo mayor, en los vrs. 11-32, a los críticos de Jesús en los vrs 1-2?

c. El contraste de cosas opuestas, de la misma categoría pero no semejantes.

Ejemplo: ¿Cómo difieren en valor estas tres cosas?: ¿Cómo se diferencia el hijo menor de su hermano? ¿En qué es diferente el hijo mayor de su padre? ¿Quién otro en las tres parábolas tiene actitudes diferentes del hermano mayor? ¿De qué manera la tercera parábola es diferente de las otras dos?

d. La proporción de espacio que da a personas o ideas clave.

Ejemplo: ¿Quién es el personaje central en cada parábola: “lo perdido y hallado” o el que lo encuentra? ¿Cuál de las parábolas es la mas larga? ¿Qué nos dice Jesús con esta proporción?

• Note el orden de las ideas por el escritor (orador) por su uso de:

a. Relaciones de causa y efecto: Cuando una cosa sigue naturalmente a otra.

Ejemplo: ¿Qué causó la diligente busca del dueño? A su vez, ¿a qué llevó naturalmente el hallazgo del objeto (o persona) perdido? ¿Qué les está diciendo, pues, Jesús a los fariseos en cuanto a su actitud?

b. Relación de los medios con un fin: cuando se usa intencionalmente algo para lograr determinado propósito.

Ejemplo: ¿Por qué usó Jesús parábolas para responder a sus críticos?

c. Progresión del pensamiento: cuando una serie de ideas o acciones progresan hacia un clímax o un desafío.

Ejemplo: Nótese en el orden de las parábolas cómo pasó Jesús de lo simple a lo complejo, de lo conocido a lo desconocido, de los valores inferiores (las cosas) al valor supremo (las personas).

d. Declaración general al comienzo, seguida por una explicación y evidencias específicas o una declaración sumaria al final, precedida por una serie de ideas.

Ejemplo: ¿Qué hallamos en la enseñanza de Jesús en este capítulo?

II. INTERPRETACION: Ver qué es lo que quiso decir el autor.

1. Analice el significado de las palabras y frases claves.

1a Busque el significado natural. Por lo general, esto significa tomar las palabras literalmente, especialmente en pasajes históricos. Pero a menudo el significado natural exige que se tomen las palabras simbólicamente porque se las reconoce como lenguaje figurado.

Ejemplo: En 5:27-30 Jesús está refiriéndose al deseo sexual. ¿Cuál es el significado natural de “ojo derecho” y “mano derecha” en este contexto?.

1b. Busque el significado original. ¿Qué significado quiso comunicar el autor u orador? ¿Cómo entendieron sus lectores u oyentes los términos que empleó? Algunas palabras (p. Ej. “amor”, “comunión”, “humildad”), ¿han cambiado su significado en el uso moderno común?.

Ejemplo: ¿Cuál es hoy el significado del amor? ¿Qué quiso decir Jesús con “amor” en Mt. 5:43-48?

1c. Busque el significado coherente. Interprete el versículo o la idea de manera que armonice, primero, con su contexto inmediato y luego con la enseñanza total de la Biblia.

Ejemplo: El proceder de Jesús en Mt. 15-21-28 parece estar progresando de la indiferencia al exclusivismo racial y al rechazo directo de la mujer sirofenicia. Pero sus respuestas pueden ser interpretadas válidamente cuando al final vemos el clímax en su alabanza de la fe de ella. Esto es coherente con toda su vida y ministerio, porque constantemente mostró aprecio por la gente, sin tomar en cuenta sus diferentes orígenes. También acostumbraba no meramente a “probar” a una persona, sino extraer o edificar su fe en él.

1d. Use sabiamente las ayudas para el estudio. Algunos términos técnicos y costumbres sociales pueden explicarse, especialmente para los principiantes, sólo consultando diccionarios, diccionarios bíblicos o “vocabularios”. Examine los pasajes paralelos de los Evangelios, o véanse las referencias usando una concordancia u otras versiones de la Biblia.

2. Evalúe los hechos

2ª. Aprenda a decir: “Esta es aquí la idea mas importante. Estas otras ideas no son tan importantes, y su valor consiste en que ayudan a entender este hecho principal.”

 

3. Correlacione las ideas

3ª. “Los hechos son cosas estúpidas hasta que se los pone en relación con alguna ley general.” Ejemplo: Examine en Lc. 5:1-11 cómo todas las acciones de Jesús se ligan entre sí para mostrar su manera progresiva de “pescar” a Simón Pedro para su obra.

 

4. Investigue los puntos difíciles o inciertos.

4ª. Recurra para ello a la ayuda de un comentario o un diccionario bíblico.

 

5. Resuma el mensaje del autor a sus lectores originales.

5.1. No se limite simplemente a narrar la historia. Más bien muestre su significación 5.2. Use el leguaje contemporáneo. Esta es una prueba de que ha entendido el texto. 2.3. Responder a las siguientes preguntas:

En pasajes históricos: “¿Quién está haciendo qué a (o para) quién, en qué circunstancias y con qué resultados?”

En pasajes discursivos: “¿Quién le está diciendo qué a quién, por qué razones y con qué posibles implicaciones?

 

III.  APLICACIÓN: Ver qué significa para mí y obedecer.

1.- Aplicar significa poner el pasaje en estudio en el contexto en que vivimos

y determinar su significado para nuestra vida en forma específica.

2.-Encontrar en el texto acciones concretas:-

– Un ejemplo a seguir, -Un pecado a confesar o evitar:

– Un don que agradecer – Una promesa en que confiar:

– Una bendición que recibir: – Un desafío a aceptar:

– Algo acerca de Dios que debo alabar o reconocer

– Una verdad en que creer -Una advertencia que considerar

– Un mandamiento que obedecer – Un pensamiento que elaborar

3.- Campos en los cuales buscar aplicación:

a) relación personal con Dios,

b) actitud hacia sí mismo,

c) relaciones con el medio: (familia, escuela, trabajo, amistades, etc.),

d) Fe y conducta en la iglesia,

e) campo político social,

f) los que no conocen a Cristo como Señor.

g) Cosmovisión o pensamiento

4.- Expresar lo aplicado en oración.

La mejor aplicación del texto bíblico es aquella que se hace en

oración delante de Dios. Orar con fervor y humildad, rogando

Esta entrada fue publicada en El Método Inductivo, Estudios Bíblicos. Guarda el enlace permanente.