La Oratoria

“La oratoria es el arte de hablar con elocuencia” (RAE) Es un arte en su acepción de conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo. Es decir que puede alguno ser elocuente por naturaleza, pero debe también seguir pautas claras para lograr el objetivo anhelado.  Presentaremos las cualidades de la Oratoria:

 1- Cualidades de contenido:

 a-  Elocuencia: don o cualidad de hablar o escribir de un modo eficaz, para deleitar y convencer. Aunque no se haya nacido con éste don, se puede llegar a tenerlo a través de la práctica y siguiendo reglas de oratoria para lograr transmitir con éxito y belleza sus ideas.

b-  Sentido lógico: para convencer a un auditorio se deben presentar ideas lógicas, que tengan un veracidad  y autenticidad.

c-  Imaginación viva: si se tiene sentido lógico pero no imaginación no se puede llegar al corazón de los oyentes, se debe tener la creatividad necesaria para crear imágenes vivas que conmuevan y convenzan.

d-  Intuición profunda del alma: conocer las razones, los motivos y los resortes que mueven al hombre a actuar. Lo que da sabiduría sobre el al alma humana es la experiencia conciente, reflexiva y estudiosa, analizar nuestras comunicaciones humanas.  No estaría de más leer bastante sobre psicología, filosofía, historia, literatura, etc.  

2-  Cualidades de forma:

 a- Dicción: Voz adecuada, fuerte, armonioso y modulada.  Este aspecto también se puede mejorar, si no se tiene por naturaleza una voz con éstas caracteristicas, se recomienda buscar y realizar ejercicios de:

Impostación (Fijar la voz en las cuerdas vocales para emitir el sonido en su plenitud sin vacilación ni temblor.)

Vocalización: emitir la voz durante algunos segundos, cambiando la abertura de la boca, al pronunciar diferentes vocales.

Fortalecimiento del diafragma: ejercicios de respiración.

Solfeo vocalizado: vocalizar cantando en orden creciente y decreciente las notas musicales.

 b- Declamación: también llamada fraseo: consiste en la coordinación de variedad e intensidad de la voz según el sentido lógico de las ideas.

c- Ademán: Es el movimiento del cuerpo al pronunciar un discurso, especialmente de las manos, la cabeza, consiste en controlarlos de manera que se efectúen en forma normal y espontánea.

Esta entrada fue publicada en Oratoria. Guarda el enlace permanente.